Cervezas

Los mejores destinos para disfrutar de una buena cerveza

La cerveza, una de las bebidas más populares y consumidas del mundo, cada vez tiene más adeptos. Siempre considerada como un sinónimo de buena salud por los ingredientes que la componen, en la actualidad encontramos cientos de variedades que hacen las delicias de millones de personas. Y nada mejor para ir descubriendo todas estas opciones que recorrer algunos de los destinos con más historia cervecera. Atentos, os los descubrimos.


header-munich

Los orígenes de Múnich

La ciudad de Múnich fue fundada en 1158, sobre el río Isar, en lo que en aquella época era un enclave de vital importancia para el comercio de la sal. Los fundadores de la ciudad fueron monjes benedictinos ("Munichen" significa "en el lugar de los monjes"), que precisamente jugarían un papel fundamental en lo que sería la influencia de la cerveza en la ciudad. De hecho, los nombres de un gran número de marcas de cerveza alemana producidas aquí provienen de diferentes órdenes religiosas: Paulaner era la cerveza producidas por la orden de los Paulinos, Agustiner la de los Agustinos y Franciskaner la de los Franciscanos.

munich

El Oktoberfest, la fiesta de la cerveza

Hablar de Múnich y de cervezas, y no hablar del Oktoberfest es simplemente un "delito". Y es que esta celebración es la más popular de Alemania y probablemente una de las fiestas más importantes del mundo. La gran fiesta de la cerveza que tiene lugar a finales de septiembre, comienzos de octubre.

El origen del Oktoberfest se encuentra en el año 1810, cuando la ciudad de Múnich celebró durante cinco días la boda del príncipe Luís de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia. Desde entonces la fiesta se ha replicado cada año y tan solo ha sido suspendida durante los periodos de guerra o por otras causas mayores. Para hacerse una idea de lo importante que es su celebración, en los más de 200 años de vida del festival, únicamente se ha cancelado en 24 ocasiones.

El certamen se celebra, a lo largo de 16-18 días, en el Theresienwiese, un campo adaptado para la celebración que cada año alberga alrededor de seis, siete millones de personas. Entre todas ellas se llegarán a consumir cerca de siete millones de litros de cerveza alemana, servidas en jarras de litro tradicionales. Y no de cualquier cerveza, sino de una variedad hecha exclusivamente para la ocasión, la OktoberfestBier, preparada a conciencia por las cervecerías de la ciudad.

ocktoberfest

Qué cervezas hay que disfrutar en Múnich

Con semejane tradición cervecera, es evidente que no todo empieza y acaba en el Oktoberfest. Hay mucho más a parte de este festival y sobre todo hay mucha cerveza alemana que disfrutar. Actualmente existen 6 grandes grupos que engloban toda la cerveza de la región y que ofrecen un enorme abanico de variedades que probar. Son: Augustiner, Hacker-Pschorr, Hofbräu, Löwenbräu, Paulaners y Spaten-Franziskaner.


Augustiner-Bräu Wagner KB
Algunos documentos históricos constatan que ya en el año 1328 se fabricaba esta cerveza en el monasterio agustino en el campo de Neuhausergasse. Así que está considerada la cerveza más antigua de Múnich. De tipo Helles, existen ocho tipos de cerveza, algunas de las cuales solo se ofrecen por temporadas o únicamente en Múnich. La Augustiner Helles Vollbier es su modalidad más vendida.

Hacker-Pschorr
Fundada en 1417 es otra de las marcas cerveceras más importantes de la ciudad y produce un amplia gama de cervezas, entre ellas la Kellebier, también conocida como Zwicklbier. Cervezas lager sin filtrar ni pasteruizar que se almacenan en bodegas donde maduran a bajas temperaturas. Su botella, con tapón a presión, es posiblemente una de sus características más populares.

Hofbräu
La historia de esta cerveza se remonta al siglo XVI, cuando comenzó a ser producida en la Braun Bier Hofbräuhaus de forma exclusiva para el Duque de Baviera. Y es por este edificio, una de las atracciones turísticas más visitas de Múnich, por el que la marca ha alcanzando una gran popularidad. Y es que entre sus muros ha pasado de todo: Lenin era un asiduo a la cervecería, allí se proclamó la «República Soviética de Múnich» y, sobre todo, fue aquí donde el 23 de febrero de 1920, Adolf Hitler dió un discurso multitudinario con el que sentó las bases del partido nazi.
Entre los diferentes tipos de cerveza que produce Hofbräu, la Original HB Múnchen es posiblemente la más conocida y todo un símbolo de la ciudad. También produce una maibock, una weissbier y una dunkel entre otras.

LöwenBräu
Una marca cervecera que fue una de las más exportadas en toda Europa, alcanzando en 1928 la venta de un millón de hectolitros de cerveza por año, todo un récord para la época. La Löwenbräu Original, una típica lager, es la más conocida y puede encontrarse en todo tipo de cervecerías en Múnich. Aunque si necesitas una recomendación, entonces te aconsejamos disfrutarla en el Löwenbräukeller, una enorme bodega en Stiglmaierpltz.

Paulaner
La más joven de las seis marcas pero también la más internacional. De toda su producción, tanto la Helles como la Weiss destacan por su sabor intenso. Y como decíamos, no será un problema poder degustarla ya que es dispensada en cientos de locales de la ciudad. Aunque merecen mención especial el biergarten y el restaurante que tienen en Nockherberg , o junto al lago del Englischer Garten.

Spaten
Probablemente la menos conocida de todas las cervezas de Múnich. Nacida en 1397 y, eso sí, con una cerveza de trigo muy adorada en la ciudad, la Franziskaner. Y es que son contados los biergärten que sirven Spaten, aunque no los que sirven Franziskaner. Una cerveza de trigo, de mucho sabor y con mucho aroma también. Sin duda, otras de las cervezas alemanas imprescindibles a probar en cualquier viaje a Múnich.

Dónde probar una buena cerveza en Múnich

En Múnich podrás encontrar cientos de lugares fantásticos donde poder disfrutar de una buena cerveza, sin embargo los típicos biergarten son, además de un opción de lo más original, una apuesta perfecta para que ese momento sea genial. Y es que en Múnich puedes encontrar biergarten ("Jardin de la cerveza" en alemán) por todos lados. Son jardines al aire libre a los que puedes llevarte tu propia comida y donde lo único que tienes que consumir es la bebida.

oktoberfest

Biergarten de la Torre de China, Englischer Garten 3. Posiblemente uno de los más conocidos, en el enorme Jardín Inglés, un parque en el centro de Múnich del calibre de Central Park. Un lugar perfecto para vivir esta experiencia de primera mano. Además de encontrarse en un lugar de lo más ideal para desconectar y relajarse mientras dejamos de lado, aunque solo sea durante 10 minutos, nuestra visita a la ciudad.

Hofbräuhaus am Platzl, Platzl 9. Ya hemos hablado anteriormente de ella pero es que esta cervecería situada en pleno centro de la ciudad es un lugar magnífico para tomar una cerveza. Independientemente de su carácter histórico que ya la vuelve una visita imprescindible, la Hofbräuhaus es un precioso local que puede acoger cerca de 2.500 personas, con una fantástica decoración y donde los propios parroquianos tienen taquillas (nada más y nada menos que 424) para dejar guardadas bajo llave sus jarras de cerveza. Lo mires por donde lo mires, tienes que probar una cerveza aquí.

Augustinerbräu. Landsberger Str. 35. Otra cervecería en un edificio histórico de la ciudad. Construido en el año 1829, cuenta también con una decoración fantástica y es un lugar estupendo para probar la comida típica de la región. Aquí además podrás saborear la fantástica Augustiner, rodeado de férreos defensores de esta marca que la considerarán, sin falta de razón en cierto modo, como una de las mejores cervezas del mundo.

Löwenbräukeller, Nymphenburger Str. 2. Una cervecería gigante que se encuentra ubicada al lado de la fábrica de Löwenbräu, la más grande de la ciudad, y muy cerca del centro. Con una capacidad para unas 250 personas, también tiene un soleado biergarten, y en marzo se engalona para acoger otra fiesta de la cerveza, menos conocida pero igual de genuina, la Starkbierfest.

Cuándo ir

Te descubrimos cuál es la mejor época para ir a Múnich. ¡Toma nota y comienza a preparar tu viaje!

munich1 munich2

¿Te han entrado ganas de viajar?

Descubre las mejores ofertas para volar a Múnich, en Alemania.

Buscar Vuelos


header-dublin

Los orígenes de Dublín

La primera referencia histórica de la ciudad de Dublín la encontramos el año 140 d.C., bajo el nombre de Eblana Civitas. Sin embargo, la bahía en la que se encuentra ya venía siendo habitada desde hacia miles de años. Los celtas se habían instalado aquí el año 700 a.C., en el siglo V se convertirían al cristianismo por obra de San Patricio, y ahora ya más tarde, en el siglo IX, los vikingos llegarían para sentar las bases de una área comercial a la que posteriormente se la conocería por Dubh Linn (laguna negra).

La cerveza es la bebida más popular de Dublín y de Irlanda. Una pieza fundamental en el entramado cultural de este pueblo y algo que cualquiera puede ver nada más llegar aquí. Y es que los bares juegan un papel fundamental en todas y cada una de las ciudades de Irlanda.

Una de sus marcas más populares es la culpable, no solo de que el resto del mundo conozca su faceta cervecera, sino de que se haya apasionado directamente por ella. Y sí, hablamos de la cerveza irlandesa Guinness.

dublin

Guinness, la marca de la ciudad

La historia de Guinness comienza en 1759, cuando Arthur Guinness decide abrir una cervecería en St. James Gate, en Dublín. Al poco tiempo Arthur Guinness se haría con el título de Master, la máxima autoridad de la Corporación de Cerveceros de Dublín, y comenzaría a producir cerveza negra hecha a base de cebada tostada. El comienzo de la leyenda no había hecho nada más que empezar. Y es que por cuestiones del destino, parece que Guinness estaba predestinada a triunfar.

Con las Guerras Napoleónicas y el desarrollo de las líneas de ferrocarril, la venta de cerveza negra, o tal y como sería conocida posteriormente, "stout" (cerveza negra tirada), de Guinness, se incrementaría no solo en Irlanda sino también en Inglaterra. En este último sitio las ventas llegaría incluso a triplicarse. La marca de cerveza irlandesa empezaba a destacar por encima de sus competidoras.

En 1803, después de la muerte de Arthur Guinness, su hijo Benjamin se hizo cargo de la compañía y, lejos de conformarse con lo que su padre ya había logrado, continuó ampliando los horizontes de ésta, más allá incluso de la fabricación de cerveza. Con una primera donación para la remodelación de la Catedral de St. Patrick se puso la primera piedra de lo que iba a ser un estrecho vínculo entre la comunidad irlandesa y la marca de cerveza. Algo que ya nada podría quebrantar. Y es que incluso después del fallecimiento de Benjamin Guinness, se continuaron con las donaciones, permitiendo que se llevasen a cabo obras importantes como la apertura al público del parque St Stephen's Green, la asociación de Guinness e Iveagh Trusts para la construcción de hogares para la gente pobre de Dublín y Londres, y ayudando incluso a hospitales de Dublín o incluso al Trinity College.

De este modo Guinness se ganó ser todo un símbolo de Irlanda. Pero, por si esto fuera poco, gracias a su estrategia de comercialización internacional y a sus exitosas campañas internacionales, Guinness también pasó a ser una de las cervezas más conocidas del mundo. Todo esto hace que probar una cerveza Guinness en una visita a la ciudad sea algo obligatorio, al menos una vez en la vida.

guiness

Cervezas que disfrutar en Dublín


Guinness
La cerveza irlandesa más popular y una de las más conocidas en el mundo. Esta cerveza negra obtiene su particular color y su rico sabor gracias a la cebada tostada. Al mezclarse con nitrógeno mientras se sirve, la cerveza coge su tono oscuro característico que después se complementa perfectamente con una espesa corona de espuma. Entre sus variedades más conocidas se encuentran la Guinness Draught, Guinness Extra negra y Guinness Foreign Extra negra (FES). Degustarla, además, en la Guinness Storehouse, es una experiencia más que recomendable. 

Smithwick's
Seguramente la más conocida después de la Guinness. Una cerveza de tipo Red Ale que tiene más de 300 años de historia. Nada que ver con la famosa cerveza “negra” y muy habitual en la gran mayoría de pubs de la ciudad, y del país.  

Murphy's
Junto con Guinness, una de las cervezas irlandesas más habituales en el extranjero. En Irlanda se puede encontrar principalmente en Cork, dónde la cerveza es todo un orgullo para sus habitantes. Aunque son muy parecidas en sabor y textura, en Cork o se es de una marca o se es de la otra. 

Harp
Otra de las marcas más conocidas del país. De tipo “Lager”, es muy fácil de encontrar en pubs y tiendas del país. Fabricada en Dundalk es muy refrescante y ligera. 

O'Hara's
Una cerveza negra muy parecida a la Guinness. Con un sabor muy complejo y agradable, con destellos de café y cacao, es otra cerveza que se suma a la lista de “recomendadas” en un viaje a Irlanda 

Hilden
Una cerveza artesanal que se puede encontrar en Irlanda del Norte. Su “Belfast Blonde” es la más popular fuera de aquí. 

Dónde disfrutar de una cerveza en Dublín

En la ciudad de Dublín podréis encontrar más de 1.000 pubs así que tomarse una buena cerveza no debe suponer ningún problema. En la gran mayoría de ellos se suelen encontrar actuaciones de música en directo y ofrecen comida con la que poder ingerir algo sólido entre pinta y pinta. Así que, en todo caso, recomendar uno de ellos sí que puede ser algo más problemático.

beer-dublin

Sin embargo, y dejando de lado algún lugar también mítico como la Guinness Storehouse, por ejemplo, aquí van 5 recomendaciones, basadas principalmente en la popularidad de los garitos, que seguro que pueden ayudarte a disfrutar al máximo de esa deliciosa cerveza irlandesa en la ciudad:

Temple Bar Pub, 47-48 Temple Bar. Inaugurado en 1840 este pub es todo un clásico en una de las zonas más conocidas de la ciudad. Comida, música en directo y, lo más importante, pintas de cerveza de todo tipo. Aunque siempre está lleno de gente, es un clásico que garantiza una experiencia más auténticas en la ciudad.

The Brazen Head, 20 Bridge Street Lower. El pub más antiguo de Irlanda. Nada más y nada menos. Desde el año 1198 este local lleva mucho tiempo ofreciendo cervezas, comidas y un ambiente genial. Así que si necesitas una apuesta segura, aquí la tienes. Y por si esto fuese poco, mencionar que Joyce lo nombra en su famosa novela “Ulysses” y que a él acudían numerosas figuras de la literatura irlandesa, seguro que acaba de convencerte. Si no, es que nada puede encandilarte.

David Bryne, 21 Duke Street. Y si nos ponemos a hablar de “Ulysses”, no podemos entonces no mencionar este pub. Aquí es donde el protagonista de la novela desayunaba. Así que si lo que buscas es rodearte de un ambiente literario que pueda inspirarte mientras saboreas una buena cerveza, este pub es perfecto para ti.

The Palace Bar, 21 Fleet Street. Un pub que abrió sus puertas en 1823, de una decoración preciosa que a día de hoy sigue manteniéndose, y que era frecuentado por intelectuales del momento. Un sitio genial en el que refugiarse y conversar mientras se saborea algunas de sus innumerables cervezas.

Oliver St. Johns Gogarty, 58 Fleet Street. Otro imprescindible que se añade a la lista. Aunque en esta ocasión destaque sobre todo por su ambiente festivo. Y es que tanto su interior como su terraza siempre están abarrotado de gente dispuesta a pasar un buen rato mientras degustan comida tradicional y cerveza deliciosa a buen precio.

Cuándo ir

Te desvelamos cuál es la mejor época para ir a Dublín. ¡Toma nota y comienza a preparar tu viaje!

dublin1 dublin2

¿Te han entrado ganas de viajar?

Descubre las mejores ofertas para volar a Dublín, en Irlanda

Buscar Vuelos


header-amsterdam

Sobre la ciudad de Ámsterdam

Ámsterdam encuentra sus orígenes en un pequeño pueblo de pescadores ubicado cerca del río Amstel. Es aquí donde, en el siglo XII, se construye un dique ("dam" en holandés) y que hace que la ciudad pase a llamarse Amsteldam. Más tarde, en 1358, este pueblo pesquero comenzaría a destacar como un enclave comercial de referencia en el centro de Europa y, poco a poco, iría asumiendo su verdadero rol como uno de los puertos más importantes no solo del continente, sino del mundo, únicamente por detrás del de Lisboa.

Si bien es cierto que Ámsterdam ha perdido esa importancia comercial que la distinguía, sigue siendo el centro intelectual de los Países Bajos y un verdadero ejemplo para todo el mundo en lo que a tolerancia y libertad se refiere.

amsterdam-beers

La cerveza holandesa y el caso Heineken

Heineken, Amstel, Bavaria, Orangeboom... Uno puede perderse fácilmente entre la multitud de cervezas holandesas que existen y es que ésta es, sin duda, la bebida preferida del país. Junto a Alemania, Bélgica y la República Checa, Holanda se encuentra en el eje de las grandes cervezas del mundo.

Sin embargo, y aunque las cervecerías y toda esta amalgama de marcas está presente en todo el país, hay una marca en especial que ha conseguido acaparar todo el reconocimiento internacional, Heineken.

Fue Gerard Adriaan Heineken el encargado de levantar todo este imperio. Para él, el cuidado de la calidad de la cerveza era algo fundamental así que con los avances científicos y técnicos de la época, tanto con las máquinas refrigeradoras como con la levadura, Gerard Adriaan dio con la tecla perfecta para que su cerveza Heineken obtuviese una calidad muy superior al resto de cervezas. Esto le permitió convertirla en una marca de referencia, obteniendo grandes beneficios y convirtiéndose en un punto de referencia para otras empresas internacionales.

Después de la muerte de su padre, Henry Pierre Heineken asumió el mando de la compañía y continuó con la línea definida por Gerard Adriaan, fomentando el desarrollo tecnológico de sus fábricas con el objetivo de seguir mejorando su cerveza. Gracias a todo esto, Heineken gozó de una magnífica reputación internacional durante años y en 1948 pudieron sacar la primera botella etiquetada con la marca, dando lugar así al comienzo de todas sus campañas publicitarias. El éxito de estas acciones sería la última pieza en el engranaje para que Heineken se forjase como una de las empresas más internacionales y reconocidas del mundo.

beers-amsterdam

Cervezas en Ámsterdam

La cerveza más popular es en los Países Bajos es la "Pilsener", una cerveza rubia, con abundante espuma y que debe servirse bien fría. Sin embargo, también hay otros tipos de cerveza muy conocidos también, como la “Witbier”, cerveza de trigo turbia, o la “Bokbier”, de color tostado, dulce y muy habitual en invierno. A continuación os hablamos de algunas de las cervezas más conocidas en Holanda y, sobre todo, más que recomendadas para un viaje a Ámsterdam.


Heineken
La cerveza Heineken es la más internacional y raramente no la habrás probado ya. Es de tipo Lager y se caracteriza por su cuidada elaboración con una exclusiva levadura Heineken de baja fermentación. Una cerveza perfecta para acompañar un aperitivo y, en general, para disfrutarla de cualquier comida.

Grolsch
 Una cerveza tipo Premium Lager, originaria de Grol y actualmente en Enschede. Perfecta para días de calor, ligera y burbujeante. De sabor agradable que camufla aún más su graduación alcohólica. Seguramente la acabarás recordando por su envase, una botella de cristal verde de medio litro, con un tapón de click.

Amstel
 Nacida en Ámsterdam en 1870, Amstel es la cerveza más consumida de esta ciudad y una de las marcas más vendidas en todo el país junto a Heineken y Bavaria. Y aunque durante muchos años hubo una dura competencia entre Heineken y Amstel, actualmente las dos pertenecen a la misma compañía, Heineken International. Amstel fue comprada en 1968. La Light, la Lager y especialmente la 1870, la clásica y más consumida, son algunas de las cervezas más características de la marca.  

Bavaria
 Elaborada en Holanda desde 1719 es otra de las marcas fuertes del país aunque también es conocida internacionalmente, se vende en más de 80 países en todo el mundo. Con un toque más ligero y menos amarga que otras, la cerveza Bavaria es una pilsener muy agradable y sabrosa.

De Molen
 Una marca de cerveza artesanal que se elabora en una fábrica fundada en 2004 y que se encuentra en un edificio histórico, un molino de viento (de ahí su nombre) construido en 1697, a 30km de Ámsterdam. Una de sus variedades más conocidas es la “Hel & Verdoemenis”, una cerveza oscura que se encuentra en el ranking de las 100 mejores cervezas del mundo.

Emelisse Brouwerij
Otra marca de cerveza holandesa artesanal, ésta fundada el año 1998, ubicados en la región de Kamperland. Su maestro cervecero, Kees Bubberman fue premiado en 2011 con el Zilveren Knuppel (premio al mejor cervecero de Holanda). La IRS (Imperial Rusian Stout) es una de sus variedades más conocidas, una cerveza negra con 11% de volumen de alcohol y con un intenso sabor a Stout.

Dónde disfrutar de una cerveza en Ámsterdam

Ámsterdam es una ciudad preciosa perfecta para pasear, siempre que el tiempo nos lo permita, y perdernos entre sus calles y canales. Aquí no te faltarán opciones para saborear una buena cerveza holandesa. Ya sea en el Heineken Experience para saber de primera mano cómo se fábrica esta cerveza de referencia, o en alguna de las geniales cervecerías que hay esparcidas por la ciudad y que seguro que te depararán una buena experiencia también.

amsterdam

Aquí te dejamos algunas recomendaciones que esperamos te ayuden a encontrar la buena senda cervecera:

In de Wildeman, Kolksteeg 3. Posiblemente una de las cervecerías más conocidas de Ámsterdam, situada muy cerca de la Plaza Dam, en pleno centro de la ciudad. Un lugar muy relajado, que cuenta con más de 200 tipos de cerveza y en el que podrás degustar tu cerveza sin que nada ni nadie te moleste. Por no haber ni siquiera hay música. Solo tu cerveza y tú.

Pollux, Prins Hendrikkade 121. Un bar de luces de neón con una jukebox clásica enamora a cualquiera. Si, además, la pareja de dueños es de lo más carismática, entonces este se convierte en el lugar perfecto para tomar una cerveza. Disfrútala en uno de sus taburetes y, si encuentras que todavía te falta algo, pídeselo a ellos, seguro que encuentran la solución a tus problemas. O sino siempre te podrán recomendar otra cerveza.

Café Gollem, Ramsteeg 4. De espaldas al Museo Histórico se encuentra este café en el que podrás degustar cervezas holandesas y belgas. Ubicado en una casa al lado del canal Singel, es un sitio con una gran variedad de cervezas y marcas. Perfecto para descansar un rato de nuestra visita a la ciudad y saborear una buena cerveza.

Brouwerij’t Ij, al lado del Molino de viento de Gooyer. Una cervecería de lo más auténtica, que antes fue unos baños públicos, cerca del Molino de Viento de Gooyer. Es la única de la ciudad que, además, fabrica su propia cerveza. Con bastante ambiente y muy agradable, es otra gran recomendación para disfrutar de una buena cerveza.

Café Brecht, Weteringschans 157. Si quieres sentirte como en Berlín pero disfrutar al mismo tiempo de las deliciosas cervezas holandesas, este es el sitio perfecto. Un café al más puro estilo “berlinés” en el que, por supuesto, tendréis cervezas tanto alemanas como holandesas. Repleto de estudiantes, es un gran lugar para disfrutar de una cerveza sin fronteras.

Cuándo ir

Te desvelamos cuál es la mejor época para ir a Ámsterdam. ¡Toma nota y comienza a preparar tu viaje!

amsterdam1 amsterdam2

¿Te han entrado ganas de viajar?

Descubre las mejores ofertas para volar a Ámstedam, en los Países Bajos.

Buscar Vuelos


header-brussels

Sobre la ciudad de Bruselas

La fecha oficial de la fundación de la ciudad, aunque no hay unanimidad sobre ella, es el año 979, cuando el Conde de Brabante mandó construir una fortaleza para defenderse del asedio de Otón II el Sanguinario, Emperador del Sacro Imperio. Sin embargo, no sería hasta el siglo XII cuando la ciudad realmente se daría a conocer, fecha en la que los Condes de Brabante se instalarían en el monte Coudenberg, la actual Plaza Real de la ciudad.

Al encontrarse en la ruta de Brujas a Colonia, pronto adquiriría un peso de relevancia a nivel comercial. Formó parte de las ciudades que organizaron las “Ferias de Champaña” y a finales del siglo XIII se integró en la “Liga Hanseática”.

brussels

La capital de la cerveza

Bélgica es posiblemente el país con mayor tradición cervecera del mundo. Y es que la cerveza belga tiene sus orígenes en la época de las primeras cruzadas, en el siglo XII, mucho antes de que Bélgica fuera un país independiente. Actualmente existen cerca de 180 cervecerías en el país y más de 1.000 marcas de cerveza. Así que con estos datos es lógico que se le considere el país de la cerveza. Y Bruselas, por supuesto, está a la altura de su condición de capital y puede recibir con la cabeza bien alta el apodo de la “capital de la cerveza”.

Aquí podrás disfrutar de cervezas suaves a las que se añade limón para rebajar el sabor como la “Blanche”, con sabor a frambuesa como la “Framboise” o cervezas más fuertes como la mítica “Chimay”, entre cientos de variables más. Casi todas con sus vasos o copas exclusivos, con los que, supuestamente, se mejorará su sabor.

brussels

Cervezas en Bruselas


Chimay
La cerveza Chimay es probablemente la más conocida de todas las cervezas trapistas, cervezas de “fermentación alta” que se elaboran de forma exclusiva en abadías trapenses. Aquí el proceso de fabricación de las cervezas debe ser llevado a cabo y supervisado por monjes trapenses. En su totalidad. La cerveza Chimay es reconocida a nivel internacional, puedes encontrarla fácilmente en tiendas especializadas, y tiene 3 variedades, siendo la Chimay Azul la más valorada.

Westmalle
La cerveza Westmalle es otra de las grandes trapistas. Es la que más botellas produce al año, por encima incluso de la Chimay, aunque no es tan reconocida internacionalmente. Uno de los motivos por lo que esto ocurre es porque su producción no se basa tanto en motivos comerciales sino en asegurarse el abastecimiento de la abadía y poder mantener sus obras benéficas. Algo que influye sin duda en que la calidad de la cerveza sea realmente alta. Hay tres variedades, la Dubbel, la Tripel y la Extra. La Tripel es posiblemente es la más recomendada de todas ellas.

Orval
 Una trapense más. Aunque de una autenticidad que no tiene que envidiar nada a ninguna de las anteriores. Una cerveza de triple fermentación en la que cada botella es una sorpresa puesto que ninguna sabe igual. Se sirve en copa cáliz y es de esas cervezas que no admiten punto medio, o la adoras o la detestas.

Leffe
Ahora sí, dejamos de lado ya a las cervezas trapistas para ir a las cervezas de abadía, elaboradas por cervecerías comerciales que habitualmente toman el nombre de abadías abandonadas, aunque también podrían estar en funcionamiento. La Leffe es probablemente una de las más conocidas dentro de este tipo. La Leffe blonde es posiblemente la más conocida de todas sus variantes. Una interesante cerveza perfecta para aquellas personas a las que no les gustan las graduaciones alcohólicas tan altas como el resto de cervezas de abadía.

Stella Artois
Aunque uno siempre piensa en cervezas especiales cuando piensa en Bélgica, el hecho es que las Pilsen son las más vendidas, tanto dentro del propio país, como en lo que a exportación se refiere. Y hay una marca realmente conocida a nivel internacional, Stella Artois. Una cerveza de 5,2% grados alcohólicos, está disponible en muchos formatos, desde botellas de 275 ml, hasta latas de 440 ml pasando por botellas de 1 litro y de pintas de 568 ml (La Grande Bière). 

Maredsous
Una cerveza belga de alta fermentación que es filtrada antes de ser embotellada para dotarla de una mayor nitidez. Desde 1963 la cervecería Duvel Morrtgat, que también administra la cerveza Duvel, es la que se encarga de su producción y comercialización. Tiene 3 variedades a destacar: Maredous 6 rubia, Maredsous 8 negra y Maredsous 10 tripel, siendo la número 8 una de las más conocidas. 

Jupiler
Una cerveza que no podemos olvidar puesto que es una de las más veneradas a nivel nacional en Bélgica. Una marca originaria de la región de Valonia que en muy poco tiempo (tan solo unas décadas) se ha convertido en posiblemente la número uno del mercado pilsener en este país.  

Dónde disfrutar de una cerveza en Bruselas

Como buena capital de la cerveza, en Bruselas tampoco pueden faltar tabernas o cervecerías donde poder disfrutar de esta bebida. Sin embargo, hay algunos de estos lugares que además de ofrecer la posibilidad de tomarse una cerveza, ofrecen también un entorno privilegiado para hacerlo. Algunos de estos lugares tienen una historia detrás que harán que no quieras que se te acabe nunca ese trago.

brussels

Aquí tienes algunas recomendaciones:

Taberna la Becasse, Rue de Tabora 11. Cerca de la Grand Place se encuentra está auténtica taberna donde podrás disfrutar de una carta de lo más variada de cervezas. Decorada con mesas y sillas de madera, es un lugar perfecto para viajar en el tiempo y visualizar durante un rato como debía ser lo de disfrutar de una cerveza en épocas pasadas. Su especialidad es la cerveza blanca, servida en una jarra de cerámica. ¡Más que recomendada!

Le Cirio, Rue de la Bourse 18. El Café Le Cirio es posiblemente uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad. Con una decoración rococó, es uno de esos sitios que parecen haber sido congelados en el tiempo. Allí podrás degustar una buena cerveza rubia por un módico precio, mientras disfrutas de un ambiente de lo más agradable.

Cervecería Toone, Impasse Schuddeveld 6. En pleno centro de la ciudad se encuentra esta cervecería en la que todavía hoy se realizan teatros de marionetas. Y es que su tradición teatral se puede ver presente en todo el lugar, con paredes repletas de escenarios que antes habían representado obras geniales. Así que mientras degustas una buena cerveza belga, no dudes en dejar que tu mente vuele y reviva alguna de esas escenas.

Au Bon Vieux Temps, Impasse Saint-Nicolas 4. Un precioso bar que se encuentra en pleno casco antiguo de la ciudad y que tiene sus orígenes en, ni más ni menos, que el año 1695. Con una gran variedad de cervezas, este lugar es una visita imprescindible para cualquier amante de la cerveza, y de la ciudad de Bruselas en general.

Cuándo ir

Te desvelamos cuál es la mejor época para ir a Bruselas. ¡Toma nota y comienza a preparar tu viaje!

bruselas1 bruselas2

¿Te han entrado ganas de viajar?

Descubre las mejores ofertas para volar a Bruselas, en Bélgica.

Buscar Vuelos