Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   2 min lectura

AVE Sagrada Familia

Una de las obras del AVE más polémicas de toda España es la del túnel que debe atravesar el subsuelo de Barcelona pasando por el Paseo de Gracia para comunicar las estaciones de Sants y Sagrera. A lo largo del tiempo, y ya van unos años, se acumulan estudios, informes, protestas, manifestaciones, planes, correcciones y similares para intentar concluir los trabajos o, desde la posición contraria, paralizarlos y cambiar el trazado. ¿Cuál es la razón de esta discordia que enfrenta a ADIF con vecinos y algunos sectores culturales?

La respuesta es la Sagrada Familia. El templo de Gaudí se levanta en pleno barrio del Ensanche, justo por donde está previsto que pase la línea soterrada de Alta Velocidad. Lo haría por un túnel de seis kilómetros de largo que se extendería por el centro urbano de la ciudad condal, desde la calle Provença hasta la Diagonal y luego por la calle Mallorca hasta la futura estación de Sagrera. No pasará bajo ninguna vivienda, pues se evitó esto en el proyecto precisamente para evitar suspicacias, pero la proximidad de la obra maestra del Modernismo desató alarmas entre muchos sectores por la posibilidad de que las vibraciones de los trenes al circular la afecten.

Los ciudadanos barceloneses no lo veían claro, pues aún recordaban la mala experiencia de lo ocurrido recientemente en el barrio de El Carmelo durante las excavaciones del Metro, cuando se produjeron graves daños en algunas casas y se hundió el suelo en diversos puntos. Por eso se unieron en el Patronato de la Sagrada Familia y la Plataforma vecinal «AVE por el litoral».

El túnel es del tipo de dos sillas, con pantallas en los extremos y excavado por una tuneladora por el centro. Además el tramo tendrá una protección especial en toda su longitud, consistente en una pantalla de hormigón sustentada por pilones de 1,5 metros de diámetro a gran profundidad, en la capa freática (40 metros), para asegurar el aislamiento y la estabilidad del edificio. Los propios técnicos que trabajan en la Sagrada Familia han admitido que es la mejor solución posible si la línea debe pasar forzosamente por ahí e incluso la UNESCO descarta que haya riesgos.

En marzo empezó a trabajar la tuneladora de la empresa Herrenknecht, a la que se bautizó con el nombre latino de la capital catalana, Barcino. Es del modelo EFB (escudo de presión de tierras) y puede excavar 25 metros al día, aunque lo normal es que haga la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti