Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   2 min lectura

Sábado 16 de Septiembre. 8.00h de la mañana. Ha salido el sol. El viento es favorable y el mar está en calma.

 

Parece que el pueblo de Cadaqués, su inigualable entorno y su gente, quieren hacernos este regalo. Se cumplen 10 años. 10 años, desde que dos locos del mar: Mirentxu Vignau, Miquel Rahola y Mauricio Prieto, organizaran la primera edición, junto a un grupo de amigos. Ellos tenían una visión, popularizar el mar. Y lo lograron.
Cadaqués

Y he aquí mi particular visión, del porque lo lograron. Lo que en realidad significa vivir una Marnaton eDreams.

 

Me dirijo aún dormida entre los transeúntes, hacia la Playa de Cadaqués por el Paseo de la Riba. Se empieza a notar el ambiente “swimmer”. Ese que huele a sal, neopreno, nervios e ilusión.

 

Me cruzo con barqueros, motoristas, voluntarios… Llevan cajas con fruta, agua.. van de un lado a otro moviéndose por el paseo, mientras preparan las embarcaciones para seguir la travesía desde el mar.

 

Poco a poco me acerco a la plaza principal del pueblo, y pese a ser tan pronto, ya distingo a lo lejos un grupo grande de gente ¡Los nadadores ya están allí!, pienso. Y acelero mi paso.

 

Ya en el village, me encuentro al Staff retocando la zona de llegada. Recargando las neveras, cortando la fruta, subiendo los arcos y retocando las vallas. Tras las carpas, el resto. Repasando los listados, recogiendo las primeras bolsas de nadadores y ajustando el sonido en la zona del podium. Que por cierto, este año incluía una novedad, ¡la prueba podía seguirse en directo desde una gran pantalla situada en la zona podium!

Poco a poco, los nadadores de la prueba de 6,5 km empiezan a acercarse al barco que les llevará hacia Cap de Creus. Mientras esperan para subir, en la fila ultiman sus relojes y chips. Los amigos y familiares se quedan en tierra, haciéndoles fotos. Algunos, supongo que debido a la emoción, cantan, aplauden, saltan… Se acerca el momento!

 

Yo me dirijo al Sant Isidre, un velero de 92 años, según me indican. Esperamos a los últimos nadadores, para llevarlos hacia alta mar. Pese a que no hay mucha tramontana, el viento viene frio. Y la mayoría de nadadores se refugian de él, sentándose en el suelo, a lo largo del barco.

 

Empezamos a llegar al punto de salida. La mayoría de nadadores ya están en el agua, calentando. Y los de nuestro barco empiezan a prepararse. Vaselina, cremallera, gorro y gafas. Se tiran al agua y cuando están todos preparados, suena la bocina de manos de la ya típica cuenta atrás de David Campà: diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno… GO!!

 

A partir de aquí, como dicen que una imagen vale mil palabras, os dejo no una, sino varias, para que veais lo que realmente significa vivir una Marnaton eDreams!

 

Sin duda, una experiencia 100% recomendable. La Marnaton eDreams no es solo una carrera. Es un entorno idílico. Es una familia. Es una gran vivencia.

¡Os animo a que si tenéis la oportunidad, os acerquéis a cualquiera de las 4 ediciones del año que viene! ¡Y a los nadadores, gracias y hasta el año que viene swimmers!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para tí