Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   3 min lectura
eDreams,

Nuestra fiesta más internacional, los Sanfermines, ya está aquí. Después de 365 días, el ambiente festivo, el color rojo y blanco, la fiesta, la música, los toros y los encierros vuelven a inundar Pamplona. Desde el 6 de julio y durante nueve días disfruta de unas celebraciones que no encontrarás en ningún otro destino.

san fermines pamplona collage
Fotos: Flikr

1. El ruido del chupinazo, igual que el despegue de un avión

Las apariencias engañan. El cohete del Chupinazo parece pequeño, pero mide 1 metro y 20 centímetros. El ruido que tiene tampoco le hace justicia. Y es que en el momento de la explosión llega a tener un sonido de 133 decibelios, lo mismo que cuando despega un avión.

2. San Fermín en cifras

Casi 1,6 millones de personas fueron a Pamplona en 2014 para asistir a los 400 actos organizados en estas fiestas, sólo en el Chupinazo se pudo contar a más de 38.000 personas. Los datos de 2014 reflejan que dos de cada tres corredores del encierro lo hace por primera vez y que el 56% de los participantes diarios son extranjeros*. Con tanta afluencia de gente, es necesario un dispositivo para que todo salga bien y evitar el número de heridos (48 en 2014, 8 de los cuales fueron por hasta de toro), así más de 500 personas trabajan en la organización de los encierros, tanto a nivel sanitario como policial, de limpieza y pastores.

*Datos de Sanfermin.com

3. La fiesta más viral en las redes sociales

Vipnet360, a través de su plataforma iSonar lanzó un estudio el año pasado para medir el impacto de los Sanfermines en las redes sociales. La respuesta es clara: San Fermín es la fiesta popular que más movimiento genera en Facebook y Twitter. En esta última, el flujo de comentarios sobre la popular fiesta navarra pasó de 60 tweets por hora la semana previa al chupinazo a 102 tweets durante los tres días antes del evento. Por lo que respecta a Facebook, las páginas relacionadas con Sanfermines se multiplicaron y también sus fans. En Youtube se llegaron a subir 5.000 vídeos relacionados con los encierros.

4. Sanfermines en Nueva Orleans

san fermines nueva orleans
Foto: Mark Gstohl vía Flikr

Teniendo en cuenta que de los corredores del encierro un 18% son estadounidenses, un 9% australianos, un 5% ingleses y un 2% franceses, no es de extrañar que los sanfermines se celebren en otros puntos del Planeta. La copia de San Fermín más popular es la de de Nueva Orleans o Nola Bulls, en la que participan 8.000 personas con sus propias cuadrillas. ¿Lo más curioso? En lugar de toros hay patinadores con cuernos y ¡hasta hay una procesión con un santo de broma!

5. Premio al mejor ‘guiri’

San Fermines
Foto de Catlin Fowler en Pinterest

Las fiestas de San Fermín reúnen cada año a miles de personas, entre ellas a centenares de extranjeros. Por eso, desde 1996 existe el “Guiri Day” un concurso en el que se premia al extranjero que más viva las fiestas.

6. Antes era una fiesta de hombres

A principios del siglo XX, San Fermín era considerada una fiesta dedicada mayoritariamente a los hombres. Incluso Hemingway decía que estas fiestas eran “el último refugio del macho”, por eso las peñas eran sólo para el género masculino. Hoy en día esto ha quedado anticuado. Mujeres, hombres, niños, mayores… ¡Todos participan!

7. Ernest Hemingway, fan de los Sanfermines

Buena parte de la fama universal de los Sanfermines se debe a las referencias que Ernest Hemingway hizo sobre estas fiestas en sus crónicas periodísticas y en su novela “The sun also rises”, conocida como “Fiesta” en el mundo hispano. El Premio Nobel vivió las fiestas intensamente conociendo a los toreros y visitando algunos de los lugares más emblemáticos de Pamplona como el bar Txoko, el Hotel La Perla y el café Iruña.

8. Ir de blanco con el pañuelo rojo

Aunque el origen de la vestimenta (pantalón y camiseta blancos y pañuelo y fajín rojos) para celebrar las fiestas no está demasiado claro, algunos rumores apuntan a que el color rojo simboliza el martirio de San Fermín, decapitado con tan solo 31 años.

9. La población de Pamplona se multiplica

Pasa de 190.000 habitantes a más de 2.800.000 personas que quieren disfrutar de los Sanfermines. Y, ¿dónde se mete tanta gente? Tendréis que ir a Pamplona para descubrirlo…

10. Riau, Riau

El Riau Riau es una práctica que nació para entorpecer la labor de los policías. Una multitud de gente se aglomera en la Calle San Saturnino, entre el Ayuntamiento y la Iglesia de San Lorenzo, y crean un ‘tapón’ que impide el paso de cualquier autoridad. En 1980, un tramo de 500 metros tardaron en recorrerlo más de cinco horas.

San Fermines
Foto de Kaixo Guti en Pinterest

Acércate a Pamplona ¡y vive unas fiestas únicas! 

Conoce 10 consejos prácticos de San Fermín y disfruta a lo grande…

Foto de portada: Asier Solana Bermejo vía Flickr

  • Adadf

    Me temo que no es correcta esa información acerca del Riau Riau. Es cierto que en los últimos años se acerca a eso que comentas, pero ni siquiera se trataba de entorpecer la labor de los policias, sino del paso de la corporación en su camino a San Lorenzo. Por cierto, empezó en 1911.

  • Pingback: 10 consejos prácticos para disfrutar de Los San Fermines - Blog de Viajes - eDreams()

  • Gonzalo Ramos Aranda

    ¡QUE VIVAN LOS SANFERMINES!

    “. . . suenen parches y clarines.”

    Feria que honra a San Fermín,
    glorificado, . . . sin fin,
    patrono fiel de Navarra,
    mártir de la fe bizarra.

    Pamplona, se cuece aparte,
    sede del taurino arte,
    Pompeyo, su fundador,
    por designio del Creador.

    Fiesta, júbilo, alegría,
    seis de julio, mediodía,
    la Casa Consistorial,
    sobria, de rancio historial.

    Contengamos el aliento,
    balcón del Ayuntamiento,
    voz, envuelta de promesas:
    “Pamploneses, pamplonesas”.

    (grito), ¡Viva San Fermín!,
    (grito), ¡gora San Fermín!,
    estruendo del chupinazo
    que preludia un agasajo.

    El “Riau-Riau”, siempre se extraña,
    tradición que nos hermana,
    portando rojo pañuelo,
    la gente cumple su anhelo.

    Respetuosa procesión,
    San Fermín, una oración,
    religiosidad, fervor,
    la paz, candoroso amor.

    Con danzas tradicionales,
    los trajes originales,
    gigantes y cabezudos,
    muchos de ellos “sombrerudos”.

    Lindo recital de jotas,
    escuchen que bellas notas,
    las mulillas, caballeros,
    que desfilan muy sinceros.

    Suenan Bandas Musicales,
    sus tonadas son cordiales,
    sublime Teatro de Calle,
    toro de fuego, . . . no falle.

    Las luces artificiales,
    centellas, truenos cordiales;
    ¡las ocho de la mañana!,
    el corazón es campana.

    Cánticos de los ancestros,
    suelten toros, los cabestros,
    “encierros” de largo trecho,
    que no haya humano maltrecho.

    Sorteando cuernos y retos,
    más de ochocientos metros,
    muchos pies trotan de prisa,
    sudor, en la frente . . . brisa.

    San Fermín, destreza, suerte,
    si no, las heridas, muerte,
    peñas van comprometidas,
    entusiastas, encendidas.

    Marejada, corredores,
    a la Plaza entran Señores,
    ¡que vivan los Sanfermines!,
    arenas que son jardines.

    España, la madre patria,
    su cultura, su prosapia,
    tradición, verbena, magia,
    ¡que venga la tauromaquia!

    Las velas, pañuelos, manto,
    albricia se vuelve llanto,
    “Pobre de mí”, entristecida,
    la canción de despedidas

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 06 de julio del 2015
    Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

footer logo
Hecho con para tí