Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   2 min lectura

El otoño es época de vino y si hablamos de vino en un blog de viajes, irremediablemente tenemos que hablar de La Rioja. Y es que aquí el vino es mucho más que una bebida, es una cultura que impregna el patrimonio, el paisaje y hasta la vida diaria de cada riojano. Hoy queremos aprovechar todo lo que nos da esta región durante esta época del año para hacer una ruta en la que el vino sea el hilo conductor. ¿Vienes con nosotros?

Viñedos-otoño_700

Por la mañana: Briones

Nuestro viaje a través del vino empieza en el Museo Vivanco de la cultura del vino, en el bonito pueblo medieval de Briones. En este museo se cuenta a través de 6 espacios diferentes la influencia que el vino tiene y ha tenido en la cultura mundial. Además podrás conocer la elaboración, el transporte, el embotellado, la fabricación de barricas… aunque lo más interesante es la sala de arqueología y arte, con piezas egipcias, fenicias, romanas pasando por muchas piezas barrocas hasta llegar a dos Picasso y un Sorolla, todo ello relacionado con el vino. No puedes perderte la mayor colección de sacacorchos del mundo.

interior-museo 700px

Después de la visita al museo, llega el momento de disfrutar de Briones: de sus calles empedradas y su iglesia barroca. Si te gusta la serie Gran Reserva, debes saber que aquí se han grabado algunas de sus escenas.

A mediodía y por la tarde: Sonsierra y Haro

Otra visita indispensable es la zona de la Sonsierra y Haro, la capital del Rioja. En la Sonsierra se encuentran vestigios de la historia del vino, desde lagares rupestres, que servían para pisar las uvas en el campo y no tener que trasportarlas a la bodega; hasta multitud de guardaviñas, unas curiosas construcciones puntiagudas de piedra que servían a los viticultores de almacén de sus herramientas y de cobijo.

Se acerca la hora de comer y las opciones son muchas: se puede comer en una bodega, en un restaurante con menús de maridaje que combina cada plato con el vino que mejor lo complementa, un menú tradicional con chuletillas o patatas a la riojana también es una buena opción o lo más sencillo, pero igualmente atractivo: ir de pinchos.

copas 700px

Tras la comida, queda tiempo de dar un paseo por Haro. En el barrio de la estación se concentran la mayoría de las bodegas. Muchas de ellas son centenarias y aquí se encuentran los grandes nombres del vino de Rioja. Casi todas tienen visitas guiadas, imprescindibles para seguir descubriendo los misterios del Rioja: Viña Tondonia (Lopez Heredia) Muga, CVNE, Roda, Bodegas Bilbaínas… Nuestra recomendación es que reserves la visita antes de ir, así te aseguras que podrás ver al menos una bodega.

Por la tarde: deporte entre viñedos

El vino en La Rioja no solo se disfruta bebiendo, una forma de hacerlo es participar de las actividades y deportes entre viñedos. No son para grandes deportistas, cualquiera puede practicarlos: caballos, bicicletas, senderismo, piraguas y hasta globo y parapente sobre los viñedos. La mejor hora para ver estos paisajes es antes de que caiga el sol. La luz del atardecer es perfecta para contemplar los colores de La Rioja en otoño.

vistas de los viñedos
Foto: @lariojaturismo vía Instagram

¿Has hecho alguna de estas actividades en La Rioja? ¿Qué te han parecido? Comparte tus experiencias con nosotros.

footer logo
Hecho con para tí