Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   2 min lectura
eDreams,

Hoy dedicamos nuestra noticia a Jeb Corliss, un hombre que se ha empeñado en demostrar al mundo entero, que el hombre si puede volar.

El estadounidense de 34 años, es un especialista en salto BASE, paracaidismo y traje aéreo, un tipo de paracaidismo en el que se utiliza un traje especial para crear resistencia contra el aire y planear a una velocidad cercana a los 200 kilómetros por hora.

Jeb Corliss llevó a cabo su primer salto BASE en 1997, a la edad de 21 años y desde entonces no ha parado de sobrevolar montañas y puntos de referencia a gran altitud, acumulando ya 1.000 saltos en cinco continentes. Y aunque ha hecho de todo en su vida, hoy en día se dedica más que nada a volar con el traje aéreo.

Y todo se lo debe a Wingsuit, un traje que incorpora membranas entre los brazos, el tronco y las piernas. Una vez que salta del avión y se estabiliza, debe abrir los brazos y piernas para que el traje hinche sus alas y cree resistencia contra el aire, lo que le permite controlar la dirección y velocidad.

El diseño también incorpora un paracaídas para ser abierto a una altura particular, lo que le permite aterrizar. En algunos casos ha utilizado trajes con jets incluidos en la zona de los pies, para mantener un vuelo horizontal por más tiempo, pero este diseño aún se considera que está en etapa experimental.

Entre algunos de sus logros más recordados, se puede mencionar que ha realizado saltos desde varios puntos populares del mundo, como la Torre Eiffel, las Torres Petronas, la Space Needle de Seattle y ha sobrevolado el Cristo Redentor de Río de Janeiro.

Sin embargo, su vuelo más peligroso y famoso no llegaría hasta cuando decidiera enfrentar al Cervino, la montaña más conocida de los Alpes, localizada en la frontera entre Suiza e Italia.

Actualmente, su objetivo es convertirse en la primera persona que salta desde un avión y aterriza sin la necesidad de un paracaídas. Ese proyecto,  al que ha llamado Wingsuit Landing Project, está en pausa momentáneamente por problemas económicos, ya que necesita alcanzar la cifra de 3 millones de dólares para pagar el dispositivo ideado para facilitar el aterrizaje. Y aunque su diseño se mantiene en secreto, se sabe que será construido por ex integrantes de la NASA.

Os dejamos un video demostrativo de las azañas de Jeb Corliss

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7bJmVJZbmIk[/youtube]

Un comentario a “Jeb Corliss, el hombre que aprendió a volar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para tí