Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   3 min lectura
eDreams,

Estamos en marzo y la primavera ya se está dejando ver en muchas ciudades españolas, pero hoy os ofrecemos un plan de invierno en Rumania. Un país que debido a su situación sur-este en Europa tiene todavía en esta época del año bajas temperaturas y posibilidades de precipitaciones en forma de nieve. El blog de El Fogón de la Perla Gris no ofrece unos consejos y recomendaciones para disfrutar de una jornada de ski y además degustar algunos productos típicos.

vista de la pista por puente colgante
Foto de J. Alberto de la Torre

Una de las pistas de ski más nuevas de Rumanía es la de Gura Humorului (la Boca del Humor), a unos treinta y cinco kilómetros de la ciudad de Suceava. Para poder disfrutar de ella, podemos ir en coche, por el mismo camino que nos conduce a uno de los monasterios más conocidos y patrimonio de la UNESCO, como es el Monasterio de Voronet. O podemos ir andando, atravesando el parque Arinis del complejo turístico cercano a la ciudad. En este caso, tendremos que pasar por un puente colgante que atraviesa el río Humor y llegar a ella. Unos quince minutos andando desde la ciudad.

Una vez allí, tenemos la opción de alquilar unos esquíes y bajar por su empinada pista, o deslizarnos en un pequeño trineo y sin ningún peligro. La pista anexa está abierta a todo el público, niños y adultos. Sea como sea, después de nuestra jornada de nieve, seguro que nos apetecerá tomar algo para reponer fuerzas y entrar en calor.

¿QUÉ COMER?

bares junto a la pista
Foto de J. Alberto de la Torre

Justo al lado de las pistas hay gran cantidad de bares y pequeños locales de madera muy bien acondicionados y en los que podremos degustar productos típicos de la zona con unos precios, más que asequibles.

Dentro del menú, podemos elegir entre diferentes sopas de verduras, de remolacha, o una deliciosa ‘ciorba’ típica, que son unas sopas agrias y se comen mezcladas con vinagre, pasta de ajo, nata y acompañada de un pimiento picante. También, podemos encontrar ensaladas variadas y de ‘varza murata’, una ensalada cuyo ingrediente principal son hojas de col mantenidas en salmuera para su conservación.

Si por el contrario somos más carnívoros podemos elegir entre diferentes productos como los ‘mititei’, pequeños trozos de carne gratinados, que se venden por unidades, ‘muschi de vita’, solomillo de vaca acompañado de verduras y mamaliga, una especie de polenta, o ‘chiftele‘, que son trozos parecidos a albóndigas y servidos con mostaza.

porc la gratar con mamaliga
Foto de J. Alberto de la Torre

Otras posibilidades son los ‘tocinelli‘, pequeñas tortillas con patata rallada mezclada con huevo y servidas con nata y azúcar. También podemos pedir pescado, siendo el más común en este entorno la trucha frita. Shaorma, pechuga de pollo gratinada, hamburguesas, patatas fritas, nuggets de pollo y un sin fin de pizzas completan una carta para ávidos de la comida más rápida.

¿Y de beber?

Para entrar en calor, un ‘vin fiert‘. Un vino rojo o blanco, caliente y aromatizado con especias, muy tradicional y reconfortable. ¿Que no nos apetece vino y queremos una cervecita fría? Una cerveza casera rubia o negra, o un botellín de medio litro. Este tamaño de botella de cerveza es el más pequeño que vamos a encontrar, de medio litro para arriba. En cualquier caso, sea vino o cerveza, no pagaremos más de cuatro o cinco leis, que vienen a ser al cambio, un euro aproximadamente. Eso sí, no olvidéis que si vais en coche, nada de alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para tí