Blog de Viajes – eDreams icon
Blog de Viajes – eDreams
  •   2 min lectura

Cómo se construye tendido AVE

La construcción del tendido de una línea de AVE es una complejísima y larga tarea que puede llevar años, de ahí que las noticias asociadas a este tema siempre tengan las mismas palabras flotando: licitación, plazos, proyecto, financiación, presupuesto… ¿Cómo se desarrollan las obras?

El sistema de montaje se hace por tramos separados, cada uno de entre 50 y 100 kilómetros, cuyos materiales se almacenan en bases a lo largo de la vía. En estas bases se hace acopio de todo lo necesario (raíles, traviesas, balasto…) y se levantan cocheras para albergar los trenes y la maquinaria obrera (bateadora, niveladora, perfiladora y, si es necesario, tuneladora). Los trabajos se desarrollan siguiendo al milímetro los planos trazados por los topógrafos pues, al tratarse de Alta Velocidad, no puede haber obstáculos que limiten el potencial de la locomotora ni mucho menos su seguridad; no se trata de un tren normal.

Con todo esto establecido se empiezan a poner puntos de marcaje. Es el momento de que las máquinas echen una capa de balasto: dos metros cúbicos y medio por cada metro de vía doble. El balasto está formado por piedras de roca silícea dura. Sirve para absorber la tensión del paso del tren, dar estabilidad y drenar el agua de la lluvia; también amortigua el ruido. Encima se coloca una vía temporal que servirá para acercar los vagones que transportan los raíles y las traviesas. Es muy práctico este aprovechamiento de la estructura para los traslados porque los raíles del AVE miden 288 metros aproximadamente (son barras de 36 metros soldadas una tras otra).

Llega el turno de las traviesas, que sirven para mantener constante la distancia entre raíles, o sea, el ancho de la vía, además de servir de aislante eléctrico. También soportan el peso del propio raíl, gracias a las placas de asiento sobre las que descansan, que eliminan las pequeñas irregularidades de nivel. Actualmente las traviesas ya no se hacen de madera sino de hormigón, de 315 kilos cada una y 2,6 metros de longitud por 30 centímetros de ancho y 22 de alto. Se colocan con 60 centímetros de separación entre sí.

Instalado todo esto se añaden otras equipaciones técnicas a la vía. Por ejemplo, los desvíos, adaptados a la Alta Velocidad, aparatos de dilatación, etc. Una vez terminado todo se someterá a una serie de pruebas, empezando por la que lleva a cabo la estabilizadora dinámica: simular el paso de trenes para que el conjunto se vaya asentando.

Un comentario a “¿Cómo se construye el tendido del AVE?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para tí